Ley Nº 19.913

Esta ley la creó la UAF para evitar el uso del sistema financiero de forma ilegal.

  1. ¿Quiénes deben cumplir con esta ley?

    Las medidas de prevención de esta ley deben ser adoptadas por personas naturales o jurídicas que se desarrollen en ciertas actividades que el legislador considere sensible al lavado de activos. Estos son los denominados “Sujetos Obligados”.

  2. ¿Quiénes son los Sujetos obligados?

    Los sujetos obligados son aquellas empresas, que según la Ley N° 19.913, están obligados a cumplir ciertos deberes como hacer reportes de operaciones sospechosas a la UAF y conocer en detalle a sus clientes, proveedores y empleados para así poder enriquecer su modelo de prevención de delitos.

    ¿Quienes son Sujetos Obligados?
  3. ¿Cuáles son los deberes que contempla esta ley?

    1) El primer deber anti blanqueo que deben cumplir los sujetos obligados es el de informar las operaciones sospechosas de lavados de activos a la UAF.

    2) El segundo deber u obligación aplicable a los sujetos indicados, dispuesto en su artículo 2, éstos deben proporcionar a la UAF antecedentes, luego de la revisión de una operación sospechosa revisada, que resulten necesarios y conducentes para desarrollar y completar el análisis de dicha operación o bien para compartir información con sus similares en el extranjeros, en las condiciones señaladas en el artículo 2.

    3) Tercera obligación consiste en mantener registros especiales por el plazo mínimo de 5 años, e informar a la UAF cuando ésta lo requiera de toda operación en efectivo superior a UF450 o su equivalente en otras monedas. Frente a esto, la UAF ha indicado que se debe considerar como efectivo, para estos efectos sólo aquellas operaciones que se materialicen mediante papel moneda o dinero metálico”.

    4) Los deberes que se vienen a incorporar para reforzar aquellos establecidos, son el de conocer a los clientes (KYC – Know your Costumer) Esta es la base de un sistema efectivo de antiblanqueo. El cumplimiento adecuado de los deberes de información que impone la ley 19.913 se encuentra estrechamente relacionado con el conocimiento de los sujetos obligados han de tener respecto de sus clientes. Así, sólo será posible calificar una operación como sospechosa de blanqueo, si se cuenta con antecedentes suficientes, tanto de la propia transacción como de quienes participan en ella. Este deber no sólo debe concebirse como una herramienta orientada a la prevención sino que también como un mecanismo de gestión eficaz de los riesgos a los cuales está expuesta una entidad.

  1. ¿Qué se entiende por operación sospechosa?

    “Todo acto, operación o transacción, que de acuerdo con los usos y costumbres de la actividad que se trate, resulte inusual o carente de justificación económica o jurídica aparente, o pudiera constituir alguna de las conductas contempladas en el art. 8 de la Ley 18.314, sea que se realice en forma aislada o reiterada”.

  2. ¿Qué sanciones hay?

    • Infracciones y sanciones leves: corresponden al incumplimiento de las instrucciones que la Unidad de Análisis Financiero imparte a través de circulares. Las sanciones aplicables van desde una amonestación a una multa que puede ascender hasta UF 800.
    • Infracciones y sanciones menos graves: corresponden al incumplimiento de las obligaciones relacionadas con el Reporte de Operaciones en Efectivo y la mantención de registros, detalladas en los artículos 4º y 5º, Respectivamente, de la Ley N° 19.913. La sanción aplicable va desde una amonestación a una multa de hasta UF 3.000.
    • nfracciones y sanciones graves: corresponden al incumplimiento de la obligación legal de entregar información y/o de remitir Reportes de Operaciones Sospechosas, de acuerdo a lo dispuesto en los artículos 2º letra b y 3º de la ley N° 19.913. La sanción aplicable va desde una amonestación a una multa de hasta UF 5.000.
  3. ¿En qué consiste el KYC?

    KYC (Know Your Customer) significa, “Conozca a su Cliente”.

    Una estructura KYC adecuada conlleva el establecimiento de un plan de aceptación de clientes, además, requiere la completa identificación de los mismos y sus actividades y el seguimiento permanente de las operaciones efectuadas por ellos. En el contenido del deber de identificación la normativa antiblanqueo establece los siguientes requerimientos:

    • Nombre completo
    • Sexo Nacionalidad
    • RUT
    • Profesión Ocupación
    • Giro (Personas Jurídicas)
    • Dirección
    • País de origen o residencia
    • Teléfono de contacto